sábado, 17 de marzo de 2018

Quini



De Aviones de fuego. Para Quini, ídolo de mi infancia barcelonesa... y algo barcelonista.
«... -Ah, aquella época gloriosa del balompié, cuando los jugadores eran regordetes, tenían bigote, pelo en el pecho, fumaban como carreteros y daban pelotazos al tuntún. Los futbolistas de ahora son unos pijos aventureros. Por otra parte, fíjese qué moderno era realmente el Kubala. Qué porte, qué bravura la suya… Tanto tachar al personal de demodé… Demodé están ellos, ¿no te giba? El vintage no existe, amigo Robert. Todo es vintage. O más bien: nada es retro, nada es vintage y nada está demodé. Qué manía eso de catalogar de retro lo eterno, ¿no cree?
–"Lo nuevo se convierte automáticamente en tradición", que decía el Eliot.
–¿Dónde…?
Banda aparte.
–Oooh… Banda aparte, sí, Banda aparte... Suprema.
–Uf, anda que no…
Classique=moderne.
–¡Justo!...»

https://www.editorialrenacimiento.com/narrativa/1838-aviones-de-fuego.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario